Armonicus Cuatro
Diario de un loco

¿Sabías que...

Mario Iván Martínez cuenta actualmente con una discografia de XX volúmenes en su serie "Un rato para Imaginar" ?

Documento sin título
Regresar a Prensa

Prensa

Domingo 23 de diciembre de 2007

Llevan magia y fantasía al Colegio Westminster con Mario Iván Martínez

- El narrador tiene la habilidad para evocar experiencias con el simple cambio de su tono de voz, con los gestos de su rostro, o con unos pedacitos de papel o una marioneta.

Mario Iván cautivó a los alumnos y maestros del Westminster. Con su voz, su mímica y sencillos pero ingeniosos recursos logró que su auditorio cruzara la frontera al otro lado del Arco Iris, y entrara al mundo de la fantasía.

El espectáculo de Mario Iván también fue un homenaje a Francisco Gabilondo Soler. Y por la atención y alegría reflejada en los rostros de los presentes, se comprobó que “a los niños de nuestro tiempo los mismos cuentos les gusta oir”.

Para los más pequeños, eran historias nuevas que despertaban su fantasía; para los mayores, era nostalgia de una infancia más o menos lejana; y, para todos, un viaje al mundo de la imaginación y la alegría.

Los alumnos descubrieron que la sombra no es sólo oscuridad, pues para existir necesita a la luna y a las estrellas, y que en la noche pasan muchas cosas, como el baile que organizan los muñecos a las tres de la mañana.

Niños y adultos asistieron a las clases de don Pimpirulando, admiraron el valor de los Ratones Bomberos. Escucharon los consejos que don Periquín Plumero dejó escritos en un libro, donde dice que si lloras por haber perdido el sol, las lágrimas no te permitirán ver las estrellas”.

Otro acierto es saber escoger su elenco tan especial como los pianistas, el niño Manuel Caso Bercht y el adulto, maestro Alberto Cruzprieto que recuerda a Cri-Cri; o los jovencitos Ana Caridad y Miguel Angel Villeda, que con su violín, su chelo y su joven voz, derramaron una cascada de música y alegría en el auditorio.

Pero, sobre todo, Mario Iván sabe que los niños no son unos “bobos”, de manera que nunca acude a la “ñoñería” o el ridículo para hacer reír.

Es por ello que todos los asistentes confirmaron lo que Miss Alpha Iconomópulos expresó al presentarlos:

“No es el mejor espectáculo de México, es el mejor del mundo”




Maestros y alumnos salieron, como podrán notar, felices del Aula Magna para iniciar las vacaciones.