Armonicus Cuatro
Diario de un loco

¿Sabías que...

En el 2006 recibió el Premio Nacional Alas de Plata, por su labor didáctica para con los niños de México. ?

Teatro unipersonal

¿Qué me cuentas William Shakespeare?

Sueño de una Noche de Verano

Intermedio

Romeo y Julieta

Música:
Instrumental renacentista y fragmentos de Purcell, Handel y Prokófiev

Sueño de una noche de varano

Comedia escrita por William Shakespeare en 1594

La acción sucede en Atenas en donde existía una ley que daba al ciudadano el derecho de casar a su hija con quien el padre quisiera, y de condenarla a muerte en caso de que la hija rehusase. Hubo entonces el caso de un anciano que condenó a su hija Hermia con estos terrores, pues la joven se negaba a casarse con Demetrio, heredero de una noble familia Ateniense, ya que Hermia amaba a otro joven llamado Lisandro. Los amantes huyen de Atenas a donde no rigiera la espantosa ley y se internan en un bosque encantado, el cual era el lugar favorito de los duendes y de las hadas. Oberón era su rey y Titania la reina. Sin embargo por aquel tiempo había entre ellos una triste discordia, ya que la reina se negaba entregar al rey Oberón, a un niñito hindú para que fuese su paje. La noche en que los amantes Hermia y Lisandro habrían de encontrarse, Titania, paseando con sus doncellas de honor, encuentra a Oberón con su séquito de cortesanos……

Sueño de una Noche de Verano es una obra de verdadero encanto en donde los amantes mortales conviven con los duendes y los espíritus del bosque, en un universo transfigurado, gozoso e infinitamente sensual.
Aquí crecen flores cuyo jugo derramado sobre los párpados de los que duermen, hace que al despertar se enamoren de lo primero que vean. Aquí la reina Titania descansa a orillas de una fuente alfombrada de tomillo y de violetas, en un dosel de rosas y margaritas. Es ahí donde duerme Titania una parte de la noche, cubierta con la esmaltada piel de una serpiente, ¡Cobija digan de una reina! En Sueño de una Noche de Verano no existe la perversidad, la malicia es inocente y juguetona, sus personajes están emancipados del acartonamiento y se desenvuelven para nuestro deleite en un bosque donde la naturaleza se reestructura y se metamorfosea bajo el influjo mágico de la luna, esquivando siempre el aburrimiento gracias al ingenio y generosidad inventiva de Shakespeare.

Romeo y Julieta

Tragedia clásica de William Shakespeare (1564-1616) escrita entre 1594 y 1595

Situada en Verona, la acción se centra entre los Capuleto y los Montesco, dos familias principales de esta ciudad entre las cuales existían pleitos tan antiguos que ya nadie se acordaba cómo habían empezado. Es la historia del amor imposible entre Romeo, heredero de los Montesco y Julieta hija de los Capuleto, donde sólo la muerte de los jóvenes amantes puede poner fin a las disputas de las dos familias. La fatalidad marca el destino de los adolescentes enamorados quienes se conocen durante un baile de máscaras. Ahí Romeo queda súbitamente prendado de la soberana hermosura de Julieta sin saber que ha brindado su corazón a su enemiga. A media noche, Romeo salta los muros del huerto de la casa de los Capuleto y espera escondido hasta que su amada aparece en una ventana. Su celestial hermosura le parece asomarse como un sol en el Oriente, y aún creyó Romeo que la luna se ponía más pálida ante el nuevo sol…

“Es aquí donde el actor se enfrenta al reto de interpretar la famosa escena del balcón asumiendo ambos personajes en una de las más conocida escenas de amor de la literatura universal”.

La tradición medieval es altamente relevante en Romeo y Julieta ya que la historia proviene de la Italia del siglo XV, cuando por lo menos cinco autores italianos realizaron su versión de esta tragedia, cuya trama se remonta a la obra del escritor Xenófono Efeso en el siglo cuarto A.C. Sin embargo, solamente Shakespeare le imprime universalidad y virtuosismo literario a esta antiquísima historia de amor. A todo esto se le une el esplendor de la poesía y la exuberancia del lenguaje de Shakespeare, siempre fresco y perenne en su virtuosismo dramático y vigente en su preclaro entendimiento de las pasiones humanas.