Mario Iván Martínez
Armonicus Cuatro
Diario de un loco

¿Sabías que...

Mario Iván Martínez fue considerado como el mejor actor por la crítica mexicana, por su actuación en la obra musical: "La Jaula de las Locas". ?

Elegía


Última foto de Mario Iván Martínez con su madre Margarita Isabel,
28 de marzo de 2017.

El sol de tu bravura
Elegía a mi madre, Margarita Isabel

Esta frase que proviene del inolvidable himno al Che Guevara de Carlos Puebla, sintetiza el espíritu y carácter de mi madre Margarita Isabel,  quien nos dejara este domingo 9 de abril en Cuernavaca. Mujer de izquierda, feminista valiente y contestataria, activa participante del movimiento estudiantil del 68, encontraba en el célebre comandante Guevara, como muchos de su generación, aliento inspirador .

Margarita Isabel, 1941-2017, periodista, activista política, madre y abuela entrañable; actriz y comediante inusitada, cultivó sincero aprecio entre los que la conocieron . Fue también mi maestra, amiga y cómplice ; en ocasiones pareciera que fuéramos un mismo ente, indisoluble, inseparable , madre e hijo en comunión casi telepática .

Viniste pues madre a la vida como rezan esos versos que tanto cantaste : "quemando la brisa, con soles de primavera , para plantar la bandera, con la luz de tu sonrisa." 

Hoy me ahoga la pena y el vacío que deja tu pérdida se vislumbra como un hoyo negro y profundo, donde puedo fácilmente perderme. Sin embargo tu entereza, tu temple, tu ejemplo, ese "sol de tu bravura" que "le puso un cerco a la muerte" me empuja a  cantar que sigo adelante .

Detestabas la solemnidad Margarita . Honraste las fieles acciones  de aquellos que sea acercaron a ti con sincero apego discriminando a los desleales, egoístas y mezquinos .

Celebraste también el canto de Mercedes Sosa y Violeta Parra,  y como ellas, hoy grito a los cuatro vientos: "Gracias a la vida que me ha dado tanto" , que me dio en tu persona parámetros de constancia, dignidad, disciplina, congruencia, amor al teatro y a las artes, apego por la paz, por el gozo y por la risa, por el ingenio y la correspondencia, amor a la riqueza inagotable de los libros . 

La "ruta del alma" me fue trazada paso a paso por una mujer a todas luces extraordinaria, amiga fiel, esa Margarita inusitada a quien tuve la suerte de llamar madre, cuando miraba "el fondo de sus ojos claros ".  Sin embargo hoy no distingo "dicha de quebranto" pero agradezco a todos los que me brindan su abrazo , pues "el canto de todos , es mi propio canto".

Me queda el consuelo de haberte disfrutado al máximo madre, de haberme nutrido de tu savia y de tus enseñanzas , hasta el último momento. ¡Cuánto reímos Margarita! , ¡cuánto aprendimos juntos!

No sé dónde estarás madre ,no tengo manera de probar que sigues conmigo pero decía Carl Sagan que "la ausencia de prueba no es prueba de ausencia" ; nos queda tu legado, tu enseñanza y sobre todo el ejemplo de una mujer a todas luces  íntegra e intachable.

Dicen los poetas que "para el hombre como para el pájaro, el mundo tiene muchos sitios donde posarse, pero nido, solamente uno. Hoy, más que nunca , anhelo ese nido cálido y amoroso, desde donde tú, Margarita, ¡me enseñaste a volar! 

Mario Iván Martínez 
Abril, 2017